martes, marzo 27, 2007

Protesta callada

Para callado,
porque nadie quiere escuchar de estos temas
hoy en día
cuando todo lo cool está en la cúspide,
cuando todo lo sano y bello es deseable.
¿Quién no lo querría así, después de todo?

Para callado,
porque probablemente nadie quiere saber
si uno siente o no inquietudes
que ya nadie siente.
Porque ganan los sistemas
electroextráñicos, paralelos y perpendiculares,
surgen y se aceptan los modelos convenientes
donde lo diferente tiene blurry effect,
y por ende pasan por debajo
del umbral de la atención.

Y no, nadie quiere saber de luchas
que no tienen que ver con lo que quiere
la mayoría.
Yo no sé de ratings,
ni me importan los personajes en la pantalla:
el rumor en los medios
es como el polvo,
que se acumula,
molesta, ensucia todo
y finalmente ahoga.
Quiero estar por sobre ese horizonte...

Silenciosamente digo
que esa música inocua que suena
sin alterar a nadie
sólo conduce al vacío.
Que sus pulsaciones son inofensivas
y que sus voces parecen raspaduras sin sabor.
No quiero más, en serio,
no más.
Esa música tiene sus orígenes
en vanos filtros emulsionantes,
en sintéticos, en estáticas ilusorias.

Quedamente susurro, entonces,
que deseo la fuerza, el fuego y la sangre.
No por destrucción, si no por su intensidad.
Quiero la diferencia,
amo no ser target de nadie,
ni nada.

Murmullo mi canción propia,
compongo mis vectores, mis comandos,
genero mis mundos propios,
cuando nada ni nadie me escucha o graba.
Escucho voces en medio de las paredes.
Y les respondo entre sueños.

Porque nadie quiere escuchar,
damas y caballeros,
acerca de lo más verdadero.
Porque está crudo y es duro
y tiene un sabor anómala.

Y muchas veces no es cool.

1 comentario:

  1. "amo no ser target de nadie"...



    ME ENCANTA como escribes, como compones con estas 27 cutiones...


    me encanto esa frase, me resume perfectamente, me comprende...


    abrazos!!!!

    ResponderEliminar