martes, abril 24, 2007

Late at night - en medio de la ciudad

Supongo que las viejas paredes no destiñen los colores de los sueños.
Espero que así sea, por esta noche al menos.
Es tan tarde, mientras permanezco en un terreno ajeno, con objetos y aires extraños, y a la vez familiares.
Como en esas noches de imágenes y archivos sin sentido, de trabajo casi sin retorno, de "seguir porque hay que seguir".
Es natural, ¿no?
Así es la vida, dicen.

Supongo que los kilómetros no destrozan nuestros anhelos más tiernos, amor.
Espero que así sea, en este lugar, cerca de todo, pero lejos de lo esencial.
Supongo que el cansancio abate tus párpados, como hechizándolos,
evitando que llegue a conversarte con mi voz casi vacía,
y evitando que sientas mis besos.
(Despiertas, me regalas una sonrisa tibia, te acomodas y vuelves a dormir)
Es lógico, ¿no?
Todo es tan predecible,
cuando son las 2:20 am, lejos del sur.

¡Cómo se despliega la noche
sobre los edificios húmedos, fríos y anaranjados,
mientras percibo luces, papeles, alfombras,
tildes perdidos e ilusiones en cyan!

Supongo que pronto me iré a casa,
en un auto con olor a ajeno,
cruzando calles como ríos o como serpientes.
Espero que así sea.
En verdad que sí.

1 comentario:

  1. Anónimo9:22 p. m.

    si dormi pero igual te espere.
    tutu mi

    ResponderEliminar