martes, enero 12, 2010

Difusa sensación de vacío

Nada es de extrañar a estas alturas
las palabras todas me son conocidas,
de algún modo no estoy presente,
porque sueño con imposibles
y paisajes concebidos por una mente iluminada,
que no es mía.

En una especie de cápsula propia
mientras camino con un rumbo
marcado por miles de otros seres,
sigo volando, sigo construyendo
y llenando de formas y líneas las veredas.

Nunca el imaginar fue tan precioso escape
en los días más oscuros,
la pequeña puerta de mis ojos
se abre hacia el interior
develándome un paraíso ilusorio
siempre en desarrollo

Y aún cuando camino,
o cuando me siento en la orilla de la nada
creo que los colores lo invaden todo,
con el sólo motivo de servir de alas,
de flores, de vida, de animales,
para llenar la difusa sensación de vacío
que nos rodea a todos cada día.

1 comentario:

  1. Anónimo2:01 a. m.

    I want not agree on it. I over nice post. Particularly the title-deed attracted me to study the sound story.

    ResponderEliminar