domingo, febrero 01, 2009

Erotica

Vi una sombra,
cerré los ojos,
sentí su textura rozándome,
pude imaginarme la eterna dulzura,
en un parpadear como de colibrí.
Toqué y toqué hasta llegar
donde creí que no iba a volver
una y otra y otra vez.
Todo era una sola cosa:
su pelo, sus ojos, su aroma,
su calor, lo blando de sus pechos,
la curva más precisa,
justo debajo de mi conciencia.
Me hice una con lo que soñaba
y los sonidos se deformaron
hasta convertirse en una masa,
en una nube,
en una sábana arrugada,
en un color indefinido.
Toqué y rasgué y toqué de nuevo
hasta cuando ya no pude hacer más
que respirar profundo
como queriendo atrapar la vida misma
en los pulmones y en la sangre.
Fuimos una, una sola,
porque respirábamos fuego,
porque era la humedad
un estado de complicidad absoluta.
Y sin miedo ni de la muerte,
nos reímos luego,
observando el desorden,
y mirando la hora,
después de ver el placer desatado,
de la forma más hermosa.

8 comentarios:

  1. Me gusta mucho como escribes...
    Se lee, se siente y se escucha muy bien.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito este texto... besos*

    ResponderEliminar
  3. se puede a dar este verso?

    ResponderEliminar
  4. Sou brasileira, amante das artes e das mulheres...Descobri por acaso o blog mas já está entre os favoritos. Parabéns!

    ResponderEliminar
  5. WOW...
    Eso es tuyo ?

    Increible

    Clap clap clap

    =o)

    ResponderEliminar
  6. wow tremendo post! tenes un bonito blog! te deseo la mayor cantidad de exitos! Bueh mi novia y yo hemos creado uno tambien, podria serte interesante, seria agradable te dieras una vuelta por ahi http://www.wikiandototonas.blogspot.com/ espero que tengas bonito dia... nos vemos!

    ResponderEliminar